En febrero, el Banco Central registra una pérdida de USD 1.010 millones debido a la apertura del cepo cambiario, que generó fuga de divisas al extranjero.

Las reservas del Banco Central en moneda extranjera caen a USD 29.000 millones en lo que va de febrero y pierden poco más de USD 1.000 millones con respecto a enero, donde los activos eran de USD 30.000 millones.

Aún así, hay todavía un saldo positivo con respecto a Diciembre, cuando las reservas tocaron fondo (USD 25.563 millones).

Esa subida repentina de enero se debe a un préstamo con bancos extranjeros por USD 5.000 millones con plazo a un año y una tasa de interés próxima al 6,8 por ciento.

El pago de vencimiento de la deuda pública, más los giros de dividendos al exterior, más la demanda de billetes de turistas que viajan al extranjero son las causas de la caída de las reservas.