El número dos del mundo comenzó su defensa del título en Halle al vencer a Philip Kohlschreiber (29°) por 7-6(8), 3-6 y 7-6(5) tras más de dos horas. Irá por su cuarto trofeo en este ATP 500, a dos semanas del inicio de Wimbledon.

Federer tuvo quince aces y ganó el 80% de los puntos que jugó con el primer saque (sacó con 71% de efectividad) pero aún así perdió dos veces su servicio, mientras que él capitalizó uno de sus cuatro break points.

Después de romper por primera vez en el set inicial, no logró confirmar y debió ganar luego del tie-break después de haber salvado dos sets points. En el siguiente parcial solo ganó cinco puntos con la devolución, por lo que debieron ir a un periodo más, donde tuvo dos match points antes del desempate, y allí remontó en el final con cuatro puntos seguidos.

Esta fue la novena victoria en igual enfrentamientos para el suizo – el anterior en Paris-Bercy 2013 -, tres de ellos aquí y otro en Wimbledon. Su próximo rival será Ernests Gulbis (86°) o Sergiy Stakhovsky (50°).

El de Basilea se presentó por primera vez desde que había sido eliminado en cuartos de final de Roland Garros por el finalmente campeón Stanislas Wawrinka. Aquí fue campeón siete veces, incluyendo los dos últimos años. Luego irá a defender la final en All England Club, donde ganó su último Grand Slam en 2012.