El procedimiento era llevado adelante por orden judicial. El despliegue policial en la zona incluyó un carro de asalto, vallado perimetral y la participación de varios efectivos de la Policía Federal, que luego debieron retirarse.

Alrededor de 40 familias resistían, desde anoche, el desalojo de un inmueble ubicado en la calle Chacabuco 1046, en el barrio porteño de San Telmo. La orden fue dada por jueza del juzgado número 26, María Cristina Nazar. Desde las primeras horas de hoy, vecinos y organizaciones sociales brindaban  apoyo a los habitantes del lugar.

«Los vecinos de este inmueble no quieren que les regalen nada, son gente trabajadora con chicos que están en el colegio, quieren acceder a una vivienda digna. Acá el gobierno porteño tiene que hacerse cargo y dar una respuesta que no sea desalojar el lugar y dejar a estas 40 familias en la calle”, destacaron desde la organización Darío Santillán.

Por su parte, Federico Orchani, vocero de dicho Frente Popular, informó a Télam que “se llega a esta situación de incertidumbre y tensión ya que el gobierno porteño no da una respuesta concreta a la crisis habitacional que se vive en la Ciudad”.

Fuentes judiciales indicaron que la orden de desalojo «estaba pautada para el transcurso de la mañana” y quien reclama el inmueble es una empresa constructora. Desde las organizaciones sociales prevén que «se trata de un proceso de especulación del mercado inmobiliario» y la situación es parte «de una muestra más de la situación generalizada que se vive en la ciudad”, reclamó Orchani.