En la Provincia de Buenos Aires se decidió agregar un movil que irá a los hospitales donde todos los médicos rechazen realizar el aborto, en caso que sea amparado por la ley.

Se decidió tras consultar en una mesa de dialogo en la que participaron distintas organizaciones relacionadas a la violencia familiar, educación sexual y procreación responsable.

A través de esta medida del Ministorio de Salud de la provincia, se actuará en los casos controversiales y que requieran con emergencia la realización de un aborto no punible. Contará con medicación y asistencia para víctimas de hasta 12 semanas de gestación.

Con esta medida, entra de nuevo el debate acerca de la vida y la concepción. Para algunos es más valiosa la vida que se está gestando en el seno materno, pero para otros es más importante preservar la vida de la madre, mayormente en el caso de embarazos de riesgo causados por violaciones.

De esta forma, el Ministerio busca seguir reduciendo el número de muertes relacionadas con el aborto.

Jessica Valeria Martinez