Como salida del imaginario de Star Wars, de donde está inspirado su nombre, se ha lanzado al mercado el proyecto para fabricar las primeras aeromotos: las Aero-X. La empresa que lo desarrolla se llama Aerofex.

Este prototipo futurista, que sostiene su vuelo por dos pares de rotores, permitirá alcanzar una altura de 3,6 m y una velocidad aproximada de 72 km/h. Podrá cargar a una persona de hasta 115 kg.

Chris Malloy, el neozelandés creador del diseño, afirma que este primer proyecto “funcionará como un puntapié inicial de ventas para desarrollar la hermosa Overbike a escala 1/3, y crear un fondo de reserva que podríamos usar para emprender la aeromoto tripulada”.

Este proyecto inicial, que consiste en un modelo de escala más pequeña respecto al original, cuesta US$ 85.000. Desestimando que el producto sea una excentricidad, Mark DeRoche, CTO de Aerofex, confía en el nicho asegurando que “no hay diferencia entre un vehículo terrestre y una aeronave”.

Con su producto, la empresa apunta al mercado agricultor, a los servicios de emergencia y a las patrullas de rescate, entre otros.

Según las expectativas de la empresa, el éxito de este prototipo podría lograr que la Overbike tripulada esté en el mercado para el 2015. La imaginación suspira al recorrer el sitio oficial y leer que “a donde vayamos, no habrá caminos” que seguir. Los haremos nosotros.

Francisco Piccini

ARVE Error: no id set