El exsenador kirchnerista Nicolás Fernández fue demorado en Ezeiza cuando intentaba pasar ocultos 30 mil dólares.

Según informó la TV Pública, buscó sacar del país 30 mil dólares escondidos en bolsos, que llevaba su señora. El límite de dinero que puede viajar -sin declaración previa- es de 10 mil dólares. Los efectivos hallaron la suma y procedieron a la detención del político.

El exlegislador, amigo de Néstor Kichner, había negado a diario Perfil ser testaferro del expresidente, aunque reconoció que tenía un vínculo de amistad con CFK y una buena relación con el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

Al momento de romper con el kirchenrismo, el exsenador explicó que «algunos esperaban que yo ocupara un rol que no estaba dispuesto a ocupar» porque «no conjugaba con los intereses de los que estaban más cerca de ella ni de los que hoy la rodean».

Fernández también integró el Consejo de la Magistratura y mantiene, hasta ahora, un vínculo con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. En una entrevista que le dio al diario Perfil en 2013, el exlegislador había dicho que lo «honra su amistad» con el titular del Máximo Tribunal.