Luego de dos finales perdidas en Grand Slam, la número uno del mundo pudo empatar la marca de Steffi Graf de más torneos grandes ganados luego del 7-5 y 6-3 sobre Angelique Kerber (4°) luego de ochenta minutos.

Solo un break point permitió la estadounidense, que terminó con trece aces frente a ninguno de la próxima dos del mundo. Dos quiebres luego de seis oportunidades le dieron el triunfo en dos parciales (solo había perdido un set en toda la semana, ante Christina McHale [65] en la segunda ronda) luego de que la alemana llegara solo con triunfos en sets corridos.

Williams además ganó el 88% de los puntos que jugó con el primer saque contra 59% de Kerber, pero solo aprovechó el 39% de los que jugó con el segundo golpe. También duplicó los errores no forzados de su rival (21 a 9) pero triplicó los winners (39 a 12).

Angelique ya había mantenido el record en la Era Abierta para su compatriota cuando le ganó el último Australian Open, la que había sido su única final de Grand Slam. Serena ya había dejado pasar la oportunidad en Roland Garros ante Garbiñe Muguruza, además que en el último US Open iba en busca de ganar los cuatro en una misma temporada, pero se le cruzó Roberta Vinci en semifinales.

Su próxima marca por romper serán los 24 Grand Slams que ha conseguido Margaret Court antes de la Era Abierta. Con esta tercera vez que defendió con éxito el título, Serena llegó a las siete coronas en All England Club, y más tarde irá por la sexta en parejas junto a Venus ante Timea Babos (8°) y Yaroslava Shvedova (13°).

Mañana a las 10hs comenzará la final masculina entre Andy Murray (2°) y Milos Raonic (7°) con el historial 6-3 para el campeón de 2013 que además ganó el US Open 2012 (el canadiense está en su primera final de Grand Slam tras eliminar a Roger Federer). El único antecedente en hierba fue tres semanas atrás cuando el local ganó la final de Queens.