stiuso

La declaración del ex agente de la SIDE se dio a conocer esta semana. Él trabajaba junto al fiscal Nisman por el caso de encubrimiento a los autores del atentado a la AMIA. Apuntó contra el gobierno de Cristina y varios de sus dirigentes. 

Antonio Stiuso declaró en contra del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, según se supo esta semana a través de la difusión de su dichos en la causa que investiga la dudosa muerte del Fiscal Alberto Nisman, el 18 de enero de 2015.

Según el ex agente de Inteligencia, desde el kirchnerismo “quisieron simular el suicidio y les salió mal. El baño lo eligieron por el ruido, es el lugar donde debe aplacarse más el ruido del disparo. Para el ingreso es lo mismo, esos otros señores o fuerzas que debían custodiarlo, de hecho no lo hicieron. Si había una vigilancia previa sobre Alberto, es evidente que la rutina ya estaba conocida».

También sostuvo que el gobierno quería saber los movimientos suyos: “La ex presidenta intentó ponerme custodia y yo me negué porque así como yo era un salvavidas de plomo en su momento para Alberto, esa custodia hubiera sido un salvavidas de plomo para mí”.

Luego se descargó contra todos los dirigentes K: “Los autores de toda la locura, eran esta mujer, Cristina Fernández de Kirchner, Zannini, Aníbal Fernández que le hacía toda la parte mediática y todo el resto eran monos que bailaban su música”.

Stiuso también explicó que su relación con el oficialismo se rompió cuando desde Casa Rosada le pidieron dejar de trabajar en favor de investigación de Nisman. “Se firmó el Memorando de Entendimiento en enero del 2013, pero ya en el 2012, a mediados de ese año, el subsecretario Larcher (José Larcher, ex subsecretario de la Secretaría de Inteligencia) me dice a mí y a otras personas que no están interesados, por indicación de la entonces Presidenta, en que sigamos aportando informes a la causa AMIA que comprometan a la República Islámica de Irán. Tal orden, todos los que estábamos trabajando en el tema, la incumplimos porque seguimos trabajando y además informamos que había avances”.

Según el agente, el gobierno quería utilizar la reputación de Stiuso para minimizar y descartar la denuncia del fiscal. “El blanco era yo para voltear la denuncia de Alberto, aún después de muerto, porque el objetivo era acallar la denuncia”.

Con respecto a la negativa de comunicarse con Nisman los días previos a su muerte, argumentó que, “por lo que yo veía en los medios, el autor de todo esto era yo. Si lo llamaba le aumentarían los problemas a él. Se agarraban de cualquier cosa para decir que Nisman era un muñeco manejado por mi”