El seleccionado argentino derrotó por 2-0 a Venezuela en la última fecha del hexagonal en Ecuador. Lautaro Martínez anotó los dos tantos del elenco de Úbeda que tiene que aguardar a que Brasil no le gane al eliminado Colombia para sacar el boleto al Mundial de Corea del Sur.

Argentina maquilló con un triunfo una competencia que dejó más incertidumbres que otra cosa, realizando un fútbol muy pobre y por eso no fue casual que dependa de otro resultado para clasificar al mundial que lo deja con esperanza solo por las individualidades, en otro proyecto de juveniles donde reflejó el desinterés de los dirigentes.

Recién al término del primer tiempo el elenco argentino pudo desequilibrar a un rival bien cerrado. Lautaro Martínez recibió dentro del área y con un tiro cruzado puso el 1-0 a los 42 minutos.

Los de Claudio Úbeda tuvieron el mejor tramo del partido en ese lapso y enseguida marcó el segundo en el Atahualpa de Quito. Tras un centro, el balón le cayó en la cabeza al hombre de Racing, Martínez, que estiró el 2-0 a los 45 (cinco goles en el torneo).

En el complemento la albiceleste arrinconó a un adversario que solo atacó de contra pero la gran actuación del arquero Wuilker Fariñez Aray hizo que todo culminase sin goles y así el elenco de Rafael Dudamel se clasificó junto con Ecuador y Uruguay al Mundial de Corea del Sur.

La tabla quedó con Uruguay arriba con 9 puntos (juega más tarde contra Ecuador que suma 7) luego sigue Venezuela que tiene 7 unidades al igual que Argentina pero mejor diferencia de gol y ahora la albiceleste deberá esperar que Brasil (5) no le gana al ya eliminado Colombia (1) para clasificar al mundial de la categoría.