Nueva Chicago no pudo superar a Ferro Carril Oeste, en Mataderos, y dejaron pasar una nueva oportunidad de resurrección, tras empatar 1 a 1 en Mataderos. Omar Labruna realizó siete cambios en el conjunto local, los resultados se vieron por ratos dentro de la cancha.

La necesidad de sumar tres puntos era urgente en ambos clubes. Los Verdinegros llegaban plagados de rumores sobre el posible despido de su entrenador, Labruna parece no encontrar el rumbo de su equipo y las derrotas recientes con Colón, Argentinos y San Martín (SJ) hacen de patente dentro de la situación. Su adversario no concurría con una realidad muy diferente, la dupla Medero-Marini renunció la semana pasada, están ubicados últimos en la tabla y se logró un sólo un punto de 12 disputados, hasta el momento de empezar el encuentro. Marcelo Broggi al frente de modo interino, hasta que se presente a Pepe Romero, siguen exponiendo una imagen de desorientación.

En un discreto partido, durante el transcurso del tiempo inicial, donde el Torito ofreció una mejor vista, sus jugadores adueñados de la pelota generaron las primeras ocasiones, a los ocho minutos Barbona manejó un contraataque veloz, soltó un pase al costado hacia Gomito, y esté lanzó el centro de zurda directo para Sebastián Matos, quién estaba bien posicionado en el área para poner el 1 a 0.

Ya en el segundo período, la visita intentó ser protagonista bajo el pie de Guillermo Vernetti, ingresado en el complemento, cerca del cuarto de hora, Pablo Caballero marcó la paridad en FCO, luego de un error de Alejandro Sánchez; Coll envió un centro demasiado elevado, provocando un desvió para que el balón se dificulte en el aire, de dicha manera el arquero Sánchez falló en el golpe de la pelota y se la dejó servida a Caballero. Con el correr de las jugadas todo tipo de acciones irían desapareciendo, Chicago se volcó decididamente al ataque y un Ferro quería lastimar con los espacios libres que dejaba su oponente.

Damián Rosito

ARVE Error: no id set

ARVE Error: no id set