La rosarina esta vez no pudo pero dejó todo en un RG para la historia

La argentina cayó ante la polaca Iga Swiatek por 6-1 y 6-2 en las semifinales de Roland Garros. No tuvo opción ante una rival que siempre fue sólida pero igualmente tendrá el mejor ranking de su carrera en un torneo increíble.

La esperanza argentina después de más de 16 años cuando Paola Suárez había alcanzado esta instancia también en París, tuvo su punto final luego de dos semanas inolvidables, donde hasta antes de la clasificación solo soñaba con quizás ganar su primer partido de Grand Slam, rompió todos los pronósticos en lo que seguramente será un punto de inflexión en la carrera que recién arranca.

Nadia Podoroska, 131° no pudo ante la polaca Iga Swiatek (54°) y perdió por 6-1 y 6-2 en solo una hora y 12 minutos en el estadio Philippe Chatrier. La europea quebró en 5 de sus 9 chances, conectando 23 winners frente a solo 6 de la argentina y así pasó a la final por primera vez contra la estadounidense 6 del mundo Sofia Kenin que le ganó a la checa Petra Kvitova.

La rosarina de 23 años que disputó su primer Roland Garros y el segundo Grand Slam (jugó el US Open de 2016 y perdió en su debut) a pesar de la derrota se ubicará en el puesto 48°, siendo el mejor de su carrera con balance de 42-7 en la temporada.