El juez federal estadounidense Thomas Griesa ratificó en una orden por escrito al mediador en el caso entre Argentina y los fondos especulativos por la deuda del país sudamericano, anticipándose así al pedido de remoción anunciado por el gobierno argentino.

El magistrado además, volvió a emitir otra orden de pago excepcional, para el pago de JP Morgan.

Griesa consideró que no serían incluidos en su sentencia a favor de los fondos especulativos, tal como había hecho días atrás con Citibank y con los bonistas europeos: Clearstream (con sede en Luxemburgo) y Euroclear (con sede en Bélgica).