El juez neoyorquino Thomas Griesa instó hoy a Argentina y a los fondos buitre, a continuar con las negociaciones y ratificó al abogado Daniel Pollack como mediador, mientras que los letrados que representan al país objetaron la continuidad del «special master» y pidieron al magistrado encontrar «otros medios» para encausar el diálogo.

Fue en el marco de una audiencia realizada hoy en la Corte Distrital de Nueva York, en la que el abogado de Argentina, Jonathan Blackman, reiteró que el país «está comprometido» con el proceso de diálogo para alcanzar un acuerdo, pero planteó la necesidad de encontrar «otros medios» para continuar ese camino.

La necesidad de encontrar otras alternativas de negociación, según el planteo del letrado, obedece a que Argentina «no tiene más esa confianza» en el proceso de negociación tenía inicialmente bajo la intervención de Pollack, en especial después del comunicado emitido el miércoles pasado en el que advirtió que el país se encaminaba al default.

El diálogo con un mediador «tiene que ser con plena confianza y apertura y la República no tiene más esa confianza en el proceso bajo (la intervención) del special master», explicó Blackman en la audiencia pública que se extendió por espacio de una hora.