Tuvo que pasar la noche bajo observación médica, luego de que se descompensara por un cuadro de gastritis. Una secuela del estrés que presente, que estaría afectando su salud.

Agobiada por su reciente separación del economista Martín Redrado (52), la modelo y cantante Luciana Salazar (33) tuvo que concurrir de urgencia al Sanatorio La Trinidad. A la panelista de Animales Sueltos (América TV) se le diagnosticó una gastritis, y tuvo que pasar toda la noche bajo observación médica.

Según dio a conocer el periodista Marcelo Polino, amigo cercano de la sobrina de Palito Ortega, todo fue producto del estrés en que se encuentra desde que finalizó su relación con el economista. Un final del que se supo detalles en la nueva edición de la revista GENTE, que puso en su portada a Salazar.

En dicha publicación, Luli Pop enumeró los malos momentos que pasó por Redrado. Como, por ejemplo, cuando ambos buscaban tener un bebé por medio de la fertilización asistida. El funcionario habría manifestado frente al cuerpo médico que era “obligado” a realizar la terapia, haciendo estallar en llanto a la modelo.

Pero lo que más resuena de las declaraciones que hizo Luciana Salazar para GENTE es  su peso. La panelista aseguró que está pesando 41 kilos, un peso muy por debajo del que tendría que tener por sus 1,62 metros de altura.

De esta manera, la salud de la sobrina de Palito se volvió en el nuevo foco de atención de la historia de amor entre la modelo y el economista, que está lejos de terminar en un altar.

 

Aquí les dejamos el momento en que Salazar hablaba por primera vez de su ruptura:

ARVE Error: no id set