Los propietarios de los boliches y los municipios fueron intimados por el Ministerio de Salud bonaerense para que exista un control de menores luego de las 23 horas.

El gobierno bonaerense, según la llamada “ley de nocturnidad” prohíbe la presencia de menores pasadas las 23 horas y la convivencia con adultos en los locales bailables.

A través de un comunicado, la cartera sanitaria recordó que la Ley 11.748 prohíbe la venta de alcohol a menos de 18 años y que prevé el arresto de 30 a 90 días. Además, las mutas, en caso de no cumplir con lo establecido, rondan entre los 10 mil y 100 mil pesos.

E titular del Registro de Bebidas Alcohólicas (REBA) Juan Lauro, aseguró: “En el Conurbano hay unos 250 comercios habilitados y registrados como boliches bailables (categoría C3). A sus dueños el Ministro de Salud les dejó en claro que tienen prohibido realizar fiestas de fin de curso, porque en ellos no pueden permanecer menores de edad después de las 23 horas”.

Según contempla la ley de nocturnidad, está prohibida la presencia de menores de 14 años en los boliches y limita la permanencia de los menores de 17. Además, destaca que no será posible la presencia de menores y mayores de edad en simultáneo en el mismo espacio físico.

El Ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia afirmó: “Queremos cuidar la salud de los adolescentes y hacer cumplir las leyes de nocturnidad”.