Ángel Di María, flamante refuerzo del equipo de Van Gaal, recibió un Chevrolet Corvette Stingray. El argentino es la nueva estrella del fútbol inglés a cambio de 75 millones de euros.

El rosarino tiene muchos motivos para festejar y estar contento junto a su familia, sin importar su alejamiento del Real Madrid, último campeón de la Champions League. Esa alegría no sólo se trata de lo futbolístico y lo económico, ya que este martes el club los soprendió con un impresionante Chevrolet Corvette Stingray, tiene un V8 de 6.2 litros y 466 CV. El vehículo es un deportivo pura sangre, versión coupé, con un motor naftero atmosférico V8 de 6.2 litros que da 466 caballos de potencia.

Esa motorización puede ir ligada a una transmisión automática de seis velocidades o a una manual de siete. La tracción es en las ruedas traseras. El chasis está fabricado en aluminio y tiene enormes neumáticos de medida 285/30 R19 adelante y 335/25 R20 atrás. Para disfrutarlo al máximo, posee un sistema que modifica los modos de conducción, se llama Driver Mode Selector. Y a nivel motorización, tiene otro dispositivo particular, que puede desconectar 4 cilindros y hacer que el motor funcione con los otros cuatro. Por último puede alcanzar los 292 km/h de máxima y realizar el 0 a 100 en poco más de 4 segundos. En Inglaterra, cuesta unas 62.000 libras, que pasado a dólares da 101.500.

El ex jugador de la Casa Blanca más que contento expresó: «Estoy encantando de sumarme al Manchester United. Había muchos equipos interesados en mí, pero este es el único por el cual iba a dejar el Real Madrid». Claro, todavía no había empezado a disfrutar del plus que les da a los grandes jugadores estar en los grandes equipos, aunque desde ya, venía de la Casa Blanca española, otro gigante. Y entonces, de los Audi que estacionaban en el Santiago Bernabéu, por el acuerdo de publicidad entre ese club y la marca alemana, ahora no va a perder esos privilegios.

Los «Diablos rojos» de United acaban de iniciar su vínculo comercial, para ser el principal auspiciante de su camiseta, con Chevrolet, de la norteamericana General Motors.

Damián Rosito