Así lo reveló un estudio publicado en The Journal Cyberpsychology, Behavior and Social Neteworking.

Un reciente estudio publicado en «The Journal Cyberpsychology, Behavior and Social Neteworking», indicó que la exposición de los jóvenes en las redes sociales, ocasiona una propensión a padecer desequilibrios psicológicos, si la actividad se extiende por más de dos horas diarias.

Según reveló, los adolescentes que usan Facebook, Twitter y otras redes sociales durante un promedio de más de dos horas diarias son más propensos a tener pensamientos suicidas y a padecer un estado de salud general más pobre, según el estudio.

La investigación indica además que los mismos jóvenes usuarios de redes sociales que se exponen a ellas durante excesivos períodos de tiempo, han tendido a afirmar el deterioro de su propia salud mental.

Ante estos resultados, el estudio solicita a organismos encargados de la salud pública que tomen medidas para lograr una mejor comunicación con aquellos usuarios de estas plataformas.

La muestra del estudio se basó en un conjunto de estudiantes canadienses desde los siete a los doce años y entre doce y diecisiete años, la que determinó que 25,2% del grupo analizado utiliza redes sociales durante más de dos horas diarias. «Estos resultados confirman a las redes sociales como lugares en los que se encuentran adolescentes con necesidades de salud». Por lo que se exige a las autoridades  que brinden un acceso «a una información apropiada y al necesario apoyo de fuentes profesionales».

Este estudio se suma a otros, realizados en la misma dirección y publicados en el «Journal of Social & Clinical Pshicology», que concluyeron que los usuarios de redes sociales, frecuentemente se sienten deprimidos tras el uso prolongado de Facebook, adjudicado a comparaciones que suelen hacerse de las relaciones sociales en sus diferentes líneas de tiempo.