Cada año mueren en el país unas dos mil mujeres como consecuencia del cáncer de cuello uterino, pero estudios han mostrado que en casi 100% de los casos está presente el Virus del Papiloma Humano y es por esta razón, en 2011 se incluyó en el calendario nacional, obligatorio y gratuito, la vacunación contra el VPH para las niñas de 11 años.

Ayer, fue publicada en el boletín oficial una resolución del Ministerio de Salud de la Nación que extiende esta inmunización a los varones.

Iris Aguilar, resaltó que incorpora a los varones nacidos en 2006, por lo que, como también se prevé que reciban la inmunización a los 11 años, recién se podrán vacunar de modo gratuito en 2017, aunque todavía no se ha definido el mes. Esto, ya que ayer, cuando se difundió la noticia, acudieron varios interesados a averiguar.

La especialista señaló que el virus pueden tenerlo tanto el varón como la mujer, pero el cáncer cérvico uterino es mucho más frecuente que el de pene, ano o garganta en los hombres.

De hecho, es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres, con unos 2.500 fallecimientos por año en la Argentina.

Aguilar señaló que si se extiende la vacunación a los varones se logra lo que se conoce como inmunidad colectiva o de rebaño, es decir que la circulación del virus se reduzca considerablemente.

Si a la inmunización para niñas y niños se suma la educación sexual y el papanicolau, planteó, se cierra el círculo para lograr que disminuya el número de casos.

Pedro Daguerre, jefe del Área de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario, coincidió en que el cáncer de pene es muy poco frecuente, aunque en la mayoría de los casos está vinculado al VPH.

En cambio, unas dos mil argentinas fallecen cada año por cáncer de cuello uterino, cuando se trata de muertes evitables.

El también profesor asociado de la cátedra de Ginecología de la Facultad de Medicina de la UNCuyo, explicó que existen unas 120 cepas del VPH, pero la 16 y la 18 son las dos oncogénicas que están presentes en 70% de manifestaciones de cáncer cérvico uterino.

De ahí que fueran las que se tomaran para la vacuna incluida en el calendario nacional.

Daguerre indicó que en los países donde se han implementado las vacunaciones masivas han disminuido incluso las lesiones pre neoplásicas, previas a la aparición del cáncer (y que pueden o no llevar a su manifestación posterior).

En cuanto a la inmunización de los varones, planteó que otros países, como Australia, ya se ha implementado, como un modo de que la transmisión del virus disminuya en toda la población.

Es conocido, señaló, que en el 99,7% de los casos de cáncer de cuello uterino está presente el virus del VPH.

También, que un 80% de las mujeres mayores de 50 años han estado expuestas a las cepas oncogénicas, pero que existen factores que disminuyen la inmunidad, como las parejas múltiples, la mala nutrición y el cigarrillo.