Según un nuevo estudio a cargo de investigadores daneses, el Resveratrol – componente presente en el vino, nueces, chocolates, entre otros alimentos – tendría efectos anti-inflamatorios y ayudaría a prevenir la pérdida de masa osea.

Los investigadores trataron a 66 hombres de mediana edad y con síndrome metabólico – generalmente asociado a la osteoporosis – y descubrieron que al consumir este componente en mayores cantidades, su masa osea espinal aumentó.

El doctor a cargo del estudio indicó que : “Nuestro estudio es el primero en revelar el potencial de resveratrol como un medicamento contra la osteoporosis en los seres humanos.”

El estudio completo fue publicado en la revista internacional de la Sociedad de endocrinología.