El sábado a la noche asesinaron al abogado penalista Horacio Augusto Ruiz (52) cuando salía de su casa en el barrio porteño de Villa Devoto, después de haber entrado a dejar algunas pertenencias, mientras su esposa y su beba lo esperaban en el auto.

Si bien no se descarta que haya sido un intento de robo, los investigadores ayer se inclinaban categóricamente hacia la hipótesis de un ajuste de cuentas.

En la red social laboral LinkedIn, Ruiz se definía como “ abogado defensor particular de los principales narcotraficantes que actuaron en las villas de emergencias del Conurbano noroeste, como así también de ciudadanos colombianos, tanto en causas nacionales como en procesos de extradición a EE. UU. Causas de narcotráfico, lavado de dinero, penal tributario y derecho penal en general”.