La nueva categoría de monoplazas eléctricos arrancó este sábado por la madrugada en Beijing, china. Fue una carrera interesante, con un tremendo choque que involucró a Nick Heidfeld y a Prost sobre el final de la competencia.

La Fórmula E arrancó este fin de semana, luego de varios meses de espera donde parte de los amantes del mundo motor esperaban con ansias el debut de una categoría que promete mucho.

Una de las tantas particularidades del formato de competición marca que todas las sesiones se desarrollan el mismo día. Por ende, el viernes por la noche vimos las prácticas libres, mientras que en la madrugada del sábado se disputó la clasificación y dos horas después la carrera.

Al largar desde la punta y lograr la pole position, Nicolás Prost se llevaba los primeros tres puntos en disputa. Luego, en la carrera, los pilotos debían luchar por entrar entre los diez primeros para ganar el resto de los puntos en juego, además de las dos unidades que adquiría el que realice la vuelta más rápida. Finalmente Takuma Sato lograría el mejor tiempo de vuelta.

En cuanto a la carrera, vale decir que fue bastante accidentada. Primero por un accidente en la primera vuelta que obligó la entrada del auto de seguridad. Segundo, porque en la última vuelta se dio un suceso impresionante que delata la historia del polémico apellido Prost. Es que el hijo de Alain, Nicolás Prost, que se mantuvo casi toda la carrera en el primer lugar, chocó al auto de Nick Heifeld, que lo estaba superando en la última curva, y lo hizo chocar contra el muro y dar una vuelta en campana en el aire.

Por suerte Heifeld no sufrió ningún problema físico, aún así preocupó en su momento dado la espectacularidad del choque. Apenas logró salir de su coche, Heifeld salió a buscar a Prost y le recriminó por la controvertida maniobra.

De esta manera, el ganador fue el Brasileño Lucas Di Grassi, de Audi, quién tiene el honor de ser el primer piloto en triunfar en la historia de esta categoría. Segundo terminó el francés Montagny, del equipo Andretti y el británico Sam Bird, de Virgin.

La próxima carrera se disputará en la ciudad de Putrajaya, Malasia, el 22 de noviembre.