El azuleño se fue en la primera ronda del ATP 250 de la capital austríaca, que se juega en cemento bajo techo y reparte poco más de medio millón de euros, tras casi dos horas y media de partido ante Ivo Karlovic (30º), quien ganó por 6-7(1), 7-6(9) y 7-6(2).

El partido tuvo la curiosidad que no hubo break points para ninguno de los dos, terminando Federico con 20 puntos ganados con la devolución y 24 el croata. En el duelo de torres (2,10m mide el europeo y 1,90m Delbo), el de Zagreb finalizó con 29 aces, siete dobles faltas y 72% de primeros servicios, mientras que el número 63 del ranking tuvo 13 saques ganadores, seis dobles faltas y 56% de efectividad, pero los dos ganaron el 88% de los puntos jugados con su primer saque.

Delbonis, que tiene record de 2-11 este año en cemento luego de no haber podido pasar la qualy en el Masters 1000 de Shangai, ganó fácilmente el primer tie-break, pero en el segundo desperdició tres match points. Ya en el tercero perdió los primeros cinco puntos y se le hizo imposible remontarle el partido al sexto preclasificado.

El argentino por primera vez se enfrentaba a este rival, y arrastra cinco derrotas seguidas desde el US Open y continuando la racha en Shenzhen y Tokio. De todas maneras no tenía puntos por defender.

Mañana jugará su partidos de octavos de final Carlos Berlocq (80º), quien luego de vencer ayer a Gerald Melzer (156º) en sets corridos espera por Philipp Kohlschreiber (23º), duelo que comenzará no antes de las 13:30hs en el estadio principal. 3-4 está el historial entre ellos y 3-1 en cemento, aunque la última vez prevaleció Charly en Metz 2013.