El italiano superó al alemán Yannick Hanfmann por 6-4 y 7-5 en al ATP 250 sobre el polvo de ladrillo suizo. Consiguió el primer título de la temporada y sumó el quinto en su carrera habiendo sido invitado en el torneo.

La irregularidad en la carrera del italiano se había agrandado en los últimos tiempos sin conseguir los resultados que buscaba sobre todo en su especialidad en canchas lentas, pero utilizó bien su wild card para disputar un torneo que aprovechó las bajas de los favoritos para alzarse nuevamente con un título.

Fabio Fognini, 31° del ranking y cuarto preclasificado, de movida no dejó jugar a Yannick Hanfmann (170° y proveniente de la clasificación) ya que se puso arriba 4-0 con buenos puntos desde la devolución del primer saque (42%) hasta incluso perdiendo un servicio pero cerrando el parcial 6-4.

Al segundo set ambos se mostraron firmes desde el fondo aunque el italiano de 30 años nunca le otorgó break a su rival que jugaba su primera final, tras un alto porcentaje de puntos ganados con su servicio (91%) y en el undécimo juego pudo robarle el saque para ganar el encuentro 7-5 tras una hora y 33 minutos de partido.

Fognini se quedó con el primer título de la temporada y sumó el quinto en su carrera (Hamburgo, Stuttgart 2013, Viña del Mar 2014 y Umag 2016) todos sobre canchas lentas con récord de 5-8 en finales, siendo el primer italiano en ganar el torneo de ATP 250 de Gstaad al suroeste de Suiza que repartió 482.060 euros en premios.