El secuestro se materializó a las 12:40, cuando el metalúrgico Gerardo Ferrari regresó a Lanús después de hacer una serie de trámites en la Ciudad de Buenos Aires. Los testigos relataron que se bajó de su auto y apenas alcanzó a dar unos pasos cuando lo abordaron y lo hicieron subir a uno de los tres autos en los que se manejaban los delincuentes.

C5N informó que hubo una serie de comunicaciones con sus familiares pidiendo por su rescate, por lo que el fiscal y la policía trabajan en la hipótesis de un secuestro extorsivo.

Según reportes de prensa, Ferrari es el director de Sistema de Fijaciones SA, una empresa radicada en Lanús hace más de 18 años y que se especializa en el suministro de productos para la realización de fijaciones y montajes.

El caso se suma al del gerente de la empresa de transporte Plusmar, Ví­ctor Eduardo Accomasso, capturado por cuatro delincuentes cuando salía de su trabajo en Florencio Varela y liberado el domingo tras el pago de 65 mil dólares en Temperley.