De acuerdo con una publicación de la Universidad de Stanford, los humanos seremos tristes testigos de la primera extinción masiva de fauna, justamente, porque somos también los directos responsables de la gran tragedia ecológica y ambiental que se aproxima.

Según el científico titular de la investigación Rodolfo Dirzo (Phd de la Universidad de Gales), “Estamos ad portas de la sexta extinción masiva de animales y plantas en nuestro planeta, la última registrada fue la extinción de los dinosaurios hace aproximadamente 75 millones de años”.

Las causas primordiales de este triste panorama son la defaunación humana, entendida como la deforestación y posterior pérdida de hábitat por parte de las distintas especies animales; el cambio global, es decir, la alteración de los factores climáticos generados por las emisiones de gas metano y dióxido de carbono por parte de las industrias humanas; así como la caza indiscriminada para el comercio de animales o de sus partes, como el colmillo de elefante para producir marfil, el cuerno de rinoceronte y la aleta de tiburón. En todos los casos, los animales mueren.

Si se continúa exagerando el irrespeto y explotación del medio ambiente y animales en el mundo, so pretexto del progreso y la tecnología, estamos anticipando la degradación masiva de nuestro planeta tierra y sus especies, debido a ello es vital que nos sensibilicemos con respecto a este tema para hacer frente o al menos retrasar este proceso de extinción masiva.

Según el científico “De nada serviría que estos estudios se queden dando vuelta en la comunidad científica. Es deber de todos los habitantes del planeta activarse para crear conciencia y, sobre todo, exigir a nuestros gobernantes una agenda ambiental sumamente rigurosa, para que las generaciones venideras tengan un lugar dónde vivir. Si no cambiamos la situación nuestra propia especie tendrá un final dramático”.

Andrea Imbachi