Sucedió en la localidad de Portsmouth, al sudeste de Inglaterra. Un hombre se hacía pasar por fantasma y fue detenido por la policía local.

Insólito, de película. Anthony Stallard, un joven inglés se hizo pasar por un fantasma. Luego fue detenido por la policía. El muchacho tenía antecedentes por incumplimiento de una orden de alejamiento

Según la fuente (diario The Guardian), un joven de 24 años de edad había estado bebiendo con sus amigos. Bajo los efectos del alcohol, se dispuso a atormentar a los visitantes del cementerio de Portsmouth, “Causándoles una grave angustia”, según el fiscal de la localidad británica.

Los cargos presentados son “comportamiento inapropiado” y “hacerse pasar por un fantasma”. Horas más tarde, el joven se sintió apenado por su actitud. Además, su abogado alegó que el comportamiento de su defendido fue inapropiado por las circunstancias en que se dieron. Ya que en el cementerio hay un clima “de duelo y tristeza”.

Finalmente, la corte resolvió que el falso “fantasma” pagara una multa de 35 libras y 20 libras más a cada persona a la que asustó.

Julián Groppo