Advierten que podría faltar carne por un paro del SENASA

Advierten que podría faltar carne por un paro del SENASA

Los trabajadores del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) nucleados en ATE llevan una semana de paro en reclamo de mejoras salariales.

Las medidas de fuerza de quienes se que se encargan de realizar los controles sanitarios ya afecta la actividad frigorífica en todo el país y paraliza las exportaciones agropecuarias. De ahí que el gremio del personal de la Industria de la Carne acordó con las empresas frigoríficas adelantar sus vacaciones para evitar el cierre de plantas y el recorte salarial de los empleados.

Aunque esta situación podría complicar el abastecimiento de carnes y productos de origen vegetal en las góndolas de algunos supermercados, el secretario general de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, José Alberto Fantini, descartó hoy que la huelga del Senasa vaya a afectar la normal distribución de carne. Pero Sergio López, delegado de ATE en el Senasa de Mendoza, no minimizó el tema. «Es probable que falten alimentos porque nosotros somos los que controlamos todo lo que tiene que ver con la sanidad y calidad de los alimentos, y no lo estamos haciendo», sostuvo.

Los trabajadores del Senasa reclaman apertura de la paritaria sectorial, equiparación de salarios con organismos afines que cumplen funciones similares como AFIP; Migraciones, Aduana, pase a planta permanente de los contratados; el 82% móvil jubilatorio, pase a planta permanente de los contratados; reconocimiento del adicional por zona desfavorable; pago del adicional por función a los trabajadores contratados bajo el Artículo 9 y la instrumentación de una franja horaria para los barreristas.

Además solicitan terminar con la precarización laboral y la privatización de las funciones indelegables del Estado Nacional.

El paro del personal del Senasa comenzó el 6 de julio y el miércoles cumplirá 10 días. Esa fecha es la que se ha fijado para que el Gobierno y el gremio se sienten a dialogar en Buenos Aires e intenten destrabar el conflicto que está complicando otras actividades del país y acentuando la crisis de la industria frigorífica.

,