El senador nacional Anibal Fernández afirmó que “no pone las manos en el fuego” por el vicepresidente Amado Boudou y sostuvo que la premisa de no confiar en nadie la aprendió del ex presidente Nestor Kirchner.

«Cada uno sabe cómo defenderse” destaco el integrante de la Cámara Alta y remarcó que si bien no está distanciado de Boudou , no pone  “las manos en el fuego por nadie».

Por otra parte, el ex jefe de Gabinete cuestionó a dirigentes de la oposición que pidieron un juicio político al vicepresidente y que deje su cargo al remarcar que si algo no les gusta “es su problema”.

«Si a la oposición no le gusta es una discusión de la oposición, hay tantas cosas que no le gustan», concluyó Fernández.