Este es un proyecto en el que se destaca el salón social. Allí, creamos un ambiente con dos paredes en ángulos abiertos, revestidas con espejos y una puerta translúcida de madera, que permitió ampliar el espacio.

Este salón cuyas galerías de madera conduce a las zonas de servicio e íntimas, incluye una sala de estar, una sala de televisión y un comedor. Estos tres ambientes están integrados visualmente por el techo y dos paredes en forma de “U”, y también por el suelo de piedra.

El proyecto se diferencia por algunos elementos del programa: una suite convertida en una sala de juegos; un baño convertido en un cuarto de baño con una pequeña piscina integrada y otra suite para los niños; un comedor de diario con un gran mueble en la pared; piso hidráulico para integrar las áreas de servicios; un bar diseñado especialmente para recibir una colección de cachaça, y un balcón con enfriador de cervezas.