Esta casa se ubica en una zona de pendiente en los pre-Alpes. El sitio tiene una buena exposición y hermosas vistas sobre el paisaje de Pordenone.

El análisis de los elementos de construcción y las características tipológicas de los alrededores nos llevó a considerar el proyecto como una intervención en un edificio existente.

El tema del tipo y uso del material se interpreta mediante la creación de un arquetipo de la «casa de las colinas», diseñada en base a relaciones proporcionales, alturas, materiales y formas específicas, en la que los espacios de vida se definen por las intervenciones de «excavación».

Algunos de sus elementos típicos, como los balcones, mantienen su imagen material, deformándose hacia adentro para crear espacios de vida y sobresaliendo hacia el oeste para ganar las mejores vistas.

Las aberturas de las ventanas y puertas juegan un papel fundamental en la composición: tienen las mismas proporciones que los edificios locales cuando «perforan» los muros exteriores, pero se hacen más grandes cuando entran en relación con los balcones.

La forma del volumen en el interior del perímetro revela la anomalía en lugar de la estructura de las casas comunes: una anomalía formal que tiene como objetivo dar un nuevo significado a los elementos tradicionales.