La dosis resulta “eficaz al cien por cien” tras 10 días de haber sido administrada a una persona sin la infección, según los resultados publicados ayer por la revista británica The Lancet y difundidos por el gobierno de Guinea.

Una nueva vacuna experimental contra el ébola demostró “un alto grado de efectividad” tras ser experimentada en más de 4.000 personas en contacto con el virus en Guinea Conakry, uno de los países más afectados por la epidemia, según resultados publicados ayer en la revista británica The Lancet y difundidos por el gobierno de Guinea.

La nueva inmunización, lleva la denominación Vsv-Zebov, y resultó “eficaz al cien por cien” luego de 10 días de haber sido administrada a personas que no presenten la infección.  Los resultados positivos revelaron la eficacia en humanos en menos de 12 meses, “un tiempo récord”, según el equipo de investigación integrado por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Médicos Sin Fronteras (MSF) y de Noruega, Canadá, Guinea, EEUU y Reino Unido.

La vacuna presenta una combinación del virus de la estomatitis vesicular (VSV) con un gen que codifica una proteína clave de la cepa Zaire del ébola, la forma más agresiva y letal conocida del virus responsable de la muerte de 11.294 personas en varios países de frica Occidental desde marzo de 2014, según consigna la revista británica The Lancet.

“La comunidad sanitaria global podría contar a partir de ahora con una importante herramienta para vencer el ébola”, remarcó John-Arne Rottingen, médico noruego, jefe del panel científico que experimentó la vacuna.

El hallazgo fue posible tras la cooperación conjunta internacional en la que participaron la OMS y expertos de Noruega, Francia, Suiza, Estados Unidos, Reino Unido y Guinea. “Si se confirman los resultados, esta nueva vacuna podría ser el remedio milagro y contribuir a detener la actual epidemia”, destacaron los expertos.