Así se desprende de la Resolución 31/2014 que se publicó en el ‘Boletín Oficial’ y por la cual el Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación readecuó las normas que rigen para la Zona Franca de Río Gallegos y Caleta Olivia, en la provincia de Santa Cruz, estableciendo las condiciones y requisitos que deberán cumplimentar los futuros concesionarios.

Materiales para la construcción, electrodomésticos, prendas de vestir y automóviles serán algunos de los productos de origen extranjero que también podrán comercializarse al por menor.

Una vez que comience a funcionar este espacio ?cuya concesión fue ganada por London Supply? los residentes de Santa Cruz tendrán acceso a autos importados extra Mercosur sin el impuesto. ?

Tierra del Fuego tiene un sistema similar, pero incluye a los fabricados en el Mercosur?.

El dato que más interesa a los santacruceños ?que tienen en la familia Kirchner a sus personalidades más importante?, es el valor de corte de los 0 km.

La norma establece como «valor máximo CIF de compra por unidad vehicular de US$25.000 para los autos y de US$40.000 para las pick ups».

Según la última modificación del Impuesto Interno, y al cierre del tipo de cambio de ayer, en el resto del país no pagan impuestos los autos por menos de US$22.340 en el primer límite y de US$27.474 en el segundo límite.

Aunque en dólares quizás no hay tantas unidades por abajo de US$25.000, la ecuación mejora si se hace el cambio porque se incrementa la cantidad de unidades que quedan fuera del alcance del impuesto interno.

Así, por ejemplo, el Nissan Note que cuesta $ 200.000 que serían algo más de US$ 22.000, en Chubut tiene que pagar el impuesto interno pero en Santa Cruz no.

A esta ventaja se le suma que, como ya ocurre en Tierra del Fuego, todos los vehículos comprados en Zona Franca estarán exentos de IVA, aranceles aduaneros, Bienes Personales e impuestos internos. Sólo pagarán Ingresos Brutos al gobierno provincial.