El modelo, que abarataría costos de pavimentación, sería extendido a otros barrios.

La ciudad provincial de Bahía Blanca ya puso en práctica su primer prueba piloto de Eco- Calles con el fin de abaratar los costos de pavimentación en sectores residenciales y reducir la velocidad de circulación de automóviles. El proyecto cuenta con el aval del ministerio zonal y se espera que pueda ser copiado en otras localidades del país.

La construcción se realizó en el barrio Palihue de esa ciudad y consta de una calzada sin cordón cuneta, un pavimento articulado y una extensión de las veredas en las que se continuará con el parquizado, el que finalmente conforma una suerte de «chicana» en el medio de la cuadra.

Las Eco-Calles son parte de los nuevos modelos ecológicos, ya utilizados en ciudades como Mar del Plata y en otros sitios alejados de la ciudad, con escasa fluidez vehicular.

El proyecto fue presentado por el arquitecto Federico Zuntini y comenzó a elaborarse con la colaboración económica de los propios vecinos. La iniciativa, según afirmaron fuentes municipales, podría ser extendida a otros barrios.