Mabel Da Rocha fue sorprendida junto a su esposo por dos delincuentes que entraron a robar su local cuando estaban cerrando. A pesar de que le dieron todo el dinero de la recaudación y no hubo resistencia, la mataron en el acto.

La secuencia ocurrió el sábado por la noche en la calle Mar del Plata al 1100 de Merlo, cuando Mabel Da Rocha y Eduardo Screpanti cerraban su almacén luego de trabajar durante todo el día. En ese momento, dos delincuentes aparecieron para robarle la recaudación del día.

Pese a no resistirse, Screpanti recibió un culatazo en la cabeza, mientras su mujer era atacada para sacarle más dinero. «No sé si se puso nerviosa, no entiendo por qué le hicieron eso. Le dieron puntazos por todos lados».

Luego, el comerciante contó: «Escuché que gatillaban pero no salían las balas. Decían ‘matala, matala'», se lamentó Eduardo, que mañana iba a cumplir 32 años de casado con Mabel.

Uno los hijos detalló que, los delincuentes “se ensañaron. Ni a un perro se le hace eso. Cuando llegué encontré un baño de sangre. La cargué como venía y se me terminó muriendo en los brazos. Ahí se me terminó todo, se me vino el mundo abajo».

Los malvivientes se llevaron un total de 25.000 pesos en efectivo. La investigación quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Merlo. No hay detenidos.