El dueño de una casa existente situada en el bosque en Amagansett, Nueva York, vino a nosotros con la solicitud de diseñar en su lugar una residencia unifamiliar moderna con tanta atención a la utilización de la energía y la sustentabilidad como sea posible.

Con presupuesto en mente nos embarcamos en una exploración de lograr esto utilizando métodos de construcción convencionales, lo que llevó rápidamente a un callejón sin salida. Enter ASUL, una empresa de de Arizona que se especializa en un sistema basado en el diseño metodológico y un kit de piezas ensabladas construídas en situ.

A través de esta colaboración hemos sido capaces de lograr el diseño a un costo mucho más bajo para el cliente. Mientras que el propietario tenía inicialmente esperanzas de emplear depaneles solares montados en el techo para generar electricidad, y un sistema geotérmico para la refrigeración y calefacción, pronto quedó claro que ni la cubierta del bosque grande, ni el contenido de arcilla pesada de la tierra iban a hacer factibles.

Maximizando la orientación solar, recurrimos a la integración de los principios de diseño solar pasivo en la estructura. Un gran voladizo y árboles caducifolios permiten sombreado natural durante el verano.

En el invierno, el bajo sol penetra el vidrio con un alto coeficiente de ganancia de calor solar y calienta el suelo, lo que en sí mismo actúa como una masa térmica. La parte del techo que recibe luz solar adecuada recibe calentadores solares de agua caliente. Estos paneles empatan a un sistema mecánico avanzado para proporcionar calefacción radiante en toda la casa. La pared norte está muy aislada, con aberturas estratégicas utilizadas para la ventilación cruzada. La combinación de un alto nivel de atención al aislamiento y la calidad del aire en toda la casa, da una calificación Energy Star.

A casi 1 kilómetro de esta residencia unifamiliar calificada Energy Star, estan los bosques del este de Long Island que se aprovechan para el sitio y la orientación para maximizar la energía solar pasiva. La fachada sur, con el piso a techo de cristal se basa en una proyección continua y el dosel del bosque circundante para dar sombra en verano. La fachada sur, de piso a techo envidriada se basa en una proyección continua y la cubierta del bosque circundante para sombrear el verano.

En invierno, se invierte el proceso con el bajo sol que penetra por el vidrio, permitiendo que el piso de mampostería gruesa capture el calor. Los paneles solares de agua montados en el techo empatan a un sistema mecánico avanzado y proporcionan una calefacción radiante en todas partes. Este proyecto es una colaboración con ASUL, quienes han desarrollado un proceso in-situ, adaptablemente construido de forma local que combina un modelo de montaje de un kit de piezas con materiales contemporáneos y las prácticas de gestión de mano de obra para lograr asequibilidad.