La banda liderada por Fernando Ruíz Díaz celebró sus dos décadas de historia con un maratónico recital de 3 horas y medias en un Luna Park repleto de fanáticos que no pararon en ningún momento de cantar sus canciones.

“El  Grito Después” era el nombre que se le puso al festejo y fue el tema con el que abrieron un show repleto de invitados, recuerdos, homenajes y como siempre lleno de energía tanto arriba como abajo del escenario.

Después llegaron “Secretos pasadizos” y “Confusión” para la explosión de los fanáticos, era sólo el inicio de lo que sería un total de 29 temas en las casi cuatro horas de show.

Llegando a la mitad del recital comenzaron a llegar los invitados, Abril Sosa –ex baterista de la banda- subió y acompañó con su guitarra a entonar los versos de “Entero o a pedazos”.

Recordando sus orígenes la banda invitó a Marcelo Baraj, percusionista en los primeros pasos de Catupecu, para hacer una nueva versión de “Mil voces finas”.  También Mariano y Laura Manzella subieron al escenario para tocar la guitarra y bailar flamenco respectivamente en “La Llama”.

Siguiendo con los invitados, fue el turno de Gillespie para acompañar con su trompeta la emotiva interpretación de “Vistiendo” tema compuesto por Gabriel Ruíz Díaz, quien para alegría de todos los presentes se encontraba en la platea mirando el show.

Luego fue el turno de Lisandro Aristimuño que junto a los Catupecu tocaron un tema del mencionado solista llamado “Para vestirte hoy”. Wallas y el “Tordo” subieron para el explosivo “Plan B: Anhelo de satisfacción”.  Siguiendo con la temática de los covers hizo su aparición Isabel de Sebastián para cantar junto a Fernando Ruíz Díaz “Héroes anónimos”. Integrantes deSickPorky y la cantante de ConnorQuesta se fusionaron con la banda para “El Mezcal y la Cobra”.

Las emociones continuaron con “Magia Veneno” junto a Gabriela Martínez de “Las Pelotas”. Leo de Cecco –Ataque 77- agarró los palillos se sentó en la batería para hacer un tema muy pedido por el público, primero fue la voz “en off” de Gabriel y luego el estallido con “Elevador”.

Y todavía quedaban invitados, pero en cada intervalo el líder hacía esfuerzos para luchar contra su emoción y poder decir algunas palabras para describir todo lo vivido.

Llegó el turno de Zeta Bosio –integrante temporal de Catupecu luego del accidente de Gabriel- junto a su popular bajo Kubicki y junto a Tery de Carajo interpretaron “¡Dale!” siempre recordando a Gabriel Ruíz Díaz, Gustavo Cerati.

Para cerrar un inolvidable show la banda recordó a Luis Alberto Spinettacon “Y lo que quiero es que pises sin el suelo”.

Salto, pogo, grito y emoción durante casi cuatro horas en el Luna Park siempre de la mano de Catupecu Machu.

Francisco Barragán

ARVE Error: no id set