Juan Schiaretti (Unión por Córdoba) se convirtió ayer en el nuevo gobernador de Córdoba, luego de que la fórmula que integra junto a Martín Llaryora se adjudicara la elección provincial con el 39,4 por ciento de los votos.

Con el 89,36 por ciento de los votos escrutados, en el segundo lugar se ubicó la alianza Juntos por Córdoba, que postulaba al binomio integrado por Oscar Aguad y Héctor Baldassi, con 33,8 por ciento de los sufragios.

La fórmula Eduardo Accastello y Luis Bonaventura (Cacho Buenaventura), de Córdoba Podemos, quedó en el tercer lugar con el 17,3 por ciento de los votos. La agrupación que representó al kirchnerismo no pudo recortar la ventaja que desde el inicio de la campaña mantuvo con Unión Por Córdoba y la alianza UCR, PRO y el Frente Cívico.