El actor de 59 años se internó voluntariamente en una clínica de rehabilitación en el condado de Orange, California.

El actor de Hollywood, al parecer, había ingerido grandes cantidades de alcohol y comida en sus últimas vacaciones acompañado por su esposa. A partir de este episodio decidió someterse a un tratamiento médico durante las últimas dos semanas en donde realizó actividades deportivas y llevó a cabo un régimen alimenticio para limpiar su cuerpo.

Además, Denzel espera el estreno de su nueva película ‘The Equalizer’, un thriller que narra la historia de un policía que busca el perdón en sus actos del pasado. El filme tendrá su estreno en Estados Unidos el 26 de Septiembre.

Fiorella Costantini