Así lo aseguró un estudio del Instituto de Ciencia Weizmann. El consumo de estos productos produciría cambios metabólicos que alterarían la capacidad corporal para regular el azúcar en la sangre.

Un estudio realizado por el Instituto de Ciencia Weizmann, a cargo del inmunólogo Eran Elinav, afirmó que el consumo de edulcorantes artificiales aumentaría el riesgo de contraer diabetes al alterar la capacidad de cuerpo para regular el azúcar en sangre.

La investigación fue efectuada sobre la base de una multitud de experimentos, principalmente en ratones, en donde se comprobó que “los edulcorantes alteran el microbioma, la población de bacterias que se encuentra en el sistema digestivo.”De esta manera, la mezcla de microbios modificaría el metabolismo de la glucosa, lo que ocasionaría que los niveles de la misma se incrementen después de las ingestas y disminuyan más lentamente de lo que lo harían normalmente.

Debido a que los estudios al respecto de hallan en su etapa de descubrimiento, los investigadores aseguraron que continuarán analizando otros tipos de edulcorante alternativos como el aspartame, la sucralosa y la stevia para obtener resultados contundentes sobre el tema.