«Es más que obvio que el agua es el producto más esencial en el mundo», dice Eoin Fahy, jefe de economía dela firma Kleinwort Benson Investors, quien ha hecho una brillante carrera estudiando e invirtiendo en agua.

Según Fahy su respuesta suele sorprender a la gente, especialmente cuando muchos inversionistas están completamente enfocados en la caída del precio petrolero, que ahora baja de US$45 por barril, menos de 57% del precio registrado en junio de 2014.

Además, muchas personas que viven en países desarrollados usualmente asumen que contar con agua limpia es lo más natural, es solo cuestión de abrir el grifo y ya.

Olvidan que se trata de un recurso natural no renovable, y que está desapareciendo lentamente.

¿Es rentable invertir en agua?

Desde muchos puntos de vista, el agua es un sector ideal para invertir, porque a diferencia del petróleo, no se puede reemplazar y todos la necesitamos para sobrevivir.

En algún momento la energía solar y eólica se desarrollarán como fuentes alternas de energía.

Pero, «el suministro de agua es finito y no puedes hacer nada al respecto», dice Fahy.

«Puedes vivir sin combustibles fósiles o petróleo, pero no puedes hacerlo sin agua. Y eso es parte de la razón para invertir».

Para evitar conflictos, los gobiernos eventualmente tendrán que determinar la magnitud de su crisis de agua.

Y en opinión de Fahy, es ahí cuando se presentarán las mayores oportunidades para invertir. Para él, la manera más fácil de ganar plata con esta situación es comprar acciones de las compañías que están involucradas en mejorar la calidad del agua.