Carlos Alberto García Muñoz estuvo preso diez años en España por violar a su ex mujer y actualmente trabaja como funcionario de la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación.

La abogada de la víctima del Funcionario “K”, María José Varela explicó que: «García Muñoz queda preso por los malos tratos. El juicio habia sido anterior a la violación, por la cual luego lo condenaron a siete años. Para mí todo terminó en el 2004», expresó. Y amplió: «Las dos condenas que tiene son por violencia extrema. Hubo cinco lesiones, son hechos graves».

Cuando le preguntaron sobre la actualidad del exesposo de María Jesús Anguren Sanjulian, su clienta, y la información de que es funcionario del gobierno argentino, Varela indicó que se enteró por el periodismo. «Será cuestión de pedir responsabilidades políticas», remarcó.

Luego del escándalo, García Muñoz renunció.