Un día después de que la demócrata Hillary Clinton anunciase su intento de convertirse en la primera mujer presidente, Rubio se une a las listas de los candidatos del Partido Republicano aspirantes a la Casa Blanca, compitiendo con Ted Cruz, de Texas, y Rand Paul, de Kentucky. El cuarto en línea podría ser el ex gobernador de Florida, Jeb Bush.

El senador, de 43 años, oficializó su campaña en la tarde del lunes en la Torre de Libertad, un edificio al frente del puerto de Miami, que sirvió en el pasado como centro de procesamiento de exiliados cubados. En un video titulado “A New American Century”, se pueden observar fragmentos de distintos discursos del aspirante conservador afirmando ser la personificación del sueño americano. Siendo hijo de inmigrantes cubanos, una de sus apuestas más grandes viene de la mano de la regularización de los millones de indocumentados en el país.

Rubio arribó a la escena política en 2010 impulsado por la corriente conservadora Tea Party. Ese mismo año fue electo senador y luego, en 2012, se destacó por encabezar el discurso de presentación del entonces candidato presidencial, Mitt Romney, en la convención de su partido.

Rubio ha criticado en varias ocasiones la política exterior de Barack Obama, mostrando su oposición frente a las negociaciones con Irán o la distensión de las relaciones diplomáticas entre EE.UU y Cuba.