La precandidata presidencial de la Coalición Cívica Elisa Carrió afirmó que hay una «campaña para ensuciar» al fallecido fiscal Alberto Nisman a través de la difusión de fotos de su vida privada y señaló que esto «está delatando a los autores».

«Sólo los autores intelectuales de un atentado o de un asesinato pueden embarrar a una víctima», señaló Carrió y afirmó que «la campaña de ensuciar la imagen de Nisman está llevada a cabo por un jefe de Gabinete que da vergüenza a la República», en referencia a Aníbal Fernández.

En declaraciones a radio Cotinental, Carrió volvió a vincular la muerte del fiscal con la exposición que tenía prevista para el día siguiente en la Cámara de Diputados, sobre su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner.

En este sentido, la diputada indicó que «lo que iba a decir Nisman era mucho más fuerte de lo que dice la denuncia» por encubrimiento en el atentado a la AMIA «y eso está en un maletín que falta». Carrió insistió así con una hipótesis que ella misma presentó en los últimos días ante la Justicia, según la cual el supuesto «encubrimiento» denunciado por Nisman estaba relacionado con un presunto intercambio con Irán de uranio enriquecido.