Este hecho se convirtió en el principal símbolo de una manifestación, la víctima fue un legislador que impulsó una nueva ley opositora a las protestas antigubernamentales.

Vitaly Zhuravsky, forma parte del partido oficialista Economía y Desarrollo, y había intentado por medio de acciones legales, prevenir dentro la constitución ucraniana, un importante golpe de Estado en Kiev. El método que adjudicó es multar a los que insultaran a las autoridades durante los reclamos.

Los residentes de la ciudad respondieron de un modo atípico, ya que a la fuerza lo llevaron hasta un contenedor de residuos, donde lo elevaron y arrojaron íntegramente sobre los desechos.

Una vez humillado, las personas se acercaban para lanzar más desperdicios, hasta que las fuerzas policiales disiparon a la multitud.

Damián Rosito