Es la historia de un grupo de almas confinadas a vivir el mismo destino una y otra vez, en un mundo sin escapatoria creado por un patriarca de una familia donde reinaba la agresión, los reproches y el rencor.

Una obra que nos trae un género no muy explotado en los escenarios porteños como el teatro de suspenso. Presenta un origen de desarrollo interesante pero con una dramaturgia sobrada de humor y una acción muy ágil sin momentos de silencio para impactar con el misterio, hace que el suspenso pierda impacto y termine resultando una pieza más cómica que un thriller de terror.

Marcelo Silguero es el autor y director de esta pieza teatral, en la cual parte de una idea original pero esta vez la puesta de la obra no está muy bien acompañada, ya que la escenografía sobrecargada y el sonido peca de alto volumen lo que hacen que la emoción se diluya y se pierda la atmosfera que se quiere lograr, aunque la iluminación logra en ciertos lapsos la intención del autor. Aun así posee acciones y situaciones tensas pero son interrumpidas por clásicos gags o recursos de humor porteño que hacen despertar en el espectador risas en ocasiones donde deberían reinar las emociones de misterio u horror.

El elenco es muy parejo tal vez pasado de energía por momentos en sus interpretaciones, no obstante lleva bastante bien el hilo de la obra, donde sobresale Manuela Castel por su histrionismo y  gran humor.

Cristian A. Domínguez

ARVE Error: no id set

Autor y Director: Marcelo Silguero.

Elenco: Natalia Sánchez, Ronny Keller, Manuela Castel, Marcelo Silguero, Verena Smith, Guillermo Rodríguez Riedel, Hernán Sebastiani, Rocío Galarraga y Nicolás Magnin.

Sonido: Federico Strada Luciuk.

Iluminación: Nicolás San Martí.

Fotografía: Silvina Fassino.

Ayudante Fotografía: Bibiana Monteghirfo.

Asistente de Dirección:  Jenny Luciuk y Alvear Ferreiras.

Producción Ejecutiva: Ronny R. Kristeller.

Teatro: Bambalinas, Av. Corrientes 1743, C.A.B.A. – Argentina.

Funciones: viernes a las 21hs.