Los Premios Princesa de Asturias estrenaron hoy en Oviedo, distinguiendo en la categoría de las Artes a Francis Ford Coppola, un hombre «imprescindible» para entender «la transformación y las contradicciones de la industria y el arte cinematográficos». El jurado, presidido por José Lladó y Fernández-Urrutia, informó su decisión mediante un comunicado. La candidatura de Coppola había sido propuesta por Fernando Rodríguez Lafuente.

Francis Ford Coppola nació el 7 de abril de 1939 en Detroit, Michigan, en el seno de una familia de origen italoamericano. Su niñez estuvo marcada por la poliomielitis, que lo postró en la cama durante más de un año.  Se formó en Arte Dramático en la universidad, luego obtuvo su posgrado en Bellas Artes con la cinta “Ya eres un gran chico”, en 1966. Coppola logró el éxito internacional gracias a películas como “El Padrino”, “Apocalypse Now” y “La conversación”.

Este ha sido el primero de los ocho Premios Princesa de Asturias que se conceden este año. Cada uno de los Premios Princesa de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia.