Ayer fue noche de eliminación en Gran Hermano 2015. Una gala de la cual Fernando se convertiría en protagonista, al convertirse en el nuevo expulsado de la Casa. Pero Nicolás Conte también estuvo cerca de abandonar el juego, impulsado por su deseo de reencontrarse con los suyos. Unas ganas que María Paz supo calmar visitándolo.

La marplatense ingresó al Cuarto Rojo para sorprender a un triste Nico, quien hasta verla sólo pensaba en abandonar el reality. “Tenés que quedarte. Afuera está todo bien”, le comentó la ex conejita Playboy al boxeador santiagueño, mientras lo abrazaba.

El reencuentro fue lo suficientemente motivador para Nico, quien prometió hacer un lado sus ganas de marcharse para continuar peleando para llegar a la gran final del juego.

Vale mencionar que Maipi estuvo muy cerca de volver al juego, pero Mariano Berón fue quien se quedó con esta chance. Información había entristecido a oriundo de Santiago del Estero, quien había estado esperando el regreso de la modelo.