En una nueva noche de sentencia de Gran Hermano, con la particularidad que se llevó adelante un jueves (por el partido que disputó River con Tigres se aplazó la gala), hubo una terrible sanción. Al detectarse un complot, Jorge Rial les comunicó a los hermanitos que estaban todos en placa.

El castigo no fue cuestionado por ninguno de los habitantes de la popular casa cuestionó la medida. Ni siquiera Matías, el que iba a convertirse en la víctima del complot. Romina, Fernando y Francisco votaron de igual forma, otorgándole un voto al misionero y dos a Brian. Mientras que el oriundo de La Tablada y su novia, Marian, le metieron dos puntos a Schrank.

Según Rial, se trató de un acto totalmente “grosero”. Cansado de los continuos complots que vienen sucediendo en GH 2015, se tomó la decisión de mandarlos a todos a placa para evitar que vuelva a ocurrir una situación de esta naturaleza.

Los únicos excluidos del castigo fueron Mariano Berón, quien anoche regresó al juego con más del 32 por ciento de los votos del público, y Florencia Zaccanti, la modelo cordobesa que se convirtió en la nueva habitante de la casa.