Se trata de un espacio que aspira a la vuelta de lo natural y a lograr un ámbito ideal para el trabajo y el esparcimiento.

Google, vuelve a insistir en nuevos proyectos que incluyen el retorno a la vida natural y saludable de las personas . En este caso, una nueva iniciativa en diseño propone nuevas oficinas inmersas en un campus que utilice recursos del sistema y sirva para climatización, iluminación y aprovechamiento de las energías renovables.

El proyecto denominado Mountain View, tendrá sede en California y tiene como responsables al arquitecto Bjarke Ingels y al diseñador Thomas Heatherwick, quienes recibieron la consigna de promover la  innovación,  la sostenibilidad y la comunión con la naturaleza dentro de la empresa líder en tecnología.

La iniciativa propone la conjunción de un espacio de trabajo y de ocio, al que podran asistir no solo trabajadores sino personas en general que quieran huir del mundanal ruido. Con ello, Google intentará demostrar que «la tecnología, la innovación y el desarrollo son compatibles con la naturaleza y el cuidado del medio ambiente.»

De esta forma, los estacionamientos de autos que hoy ocupan mayoritariamente las instalaciones de Google, dejarán lugar a los carriles de bicicletas, plazas, zonas con árboles, jardines e invernaderos ecológicos. En su conjunto, propiciarán la biodiversidad y permitirán el esparcimiento mientras continúa el trabajo empresarial de innovación constante.