En una noche con emociones intensas, y una lucha muy pareja en algunos de rubros principales, se celebró en el Staples Center de la ciudad de Los Ángeles la edición número 57 de los premios Grammy.

El primer premio fue presentado por la exitosa Taylor Swift. Sin mayores sorpresas, se consagró como Mejor Artista Nuevo el británico Sam Smith.

Luego llegó un premio más que estaba cantado de antemano, para Pharrell Williams como Mejor Interpretación Vocal Pop Solista por su arrollador hit Happy.

Un rubro importante, el de Mejor Album Pop Vocal, marcó el segundo premio de la noche para Sam Smith por su disco In the lonely hour.

A los 56 años, la reina del pop Madonna deslumbró con una performance de su nuevo single Living for love. Vestida como torera, al igual que el video, con una importante cantidad de bailarines y luciendo físicamente formidable.

Un premio para uno de los grandes discos del año, Mejor Album Rock para Beck por Morning Phase.

Primer premio de la noche para Beyoncé, por su aclamado single Drunk in love, se llevó el galardón a Mejor Interpretación de R & B.

El premio a Mejor Album Country fue para Miranda Lambert por Platinum.

El gran ganador de la noche, Sam Smith ofreció una sólida versión del hit que ha sido señalado como demasiado similar a una canción de Tom Petty, Stay with me, a dúo con Mary J. Blige.

Uno de los premios más importantes de la noche, Mejor Album del Año, y una de las sorpresas de la noche: Beck se llevó el galardón por Morning Phase, el melancólico e impecable disco que ofició de continuación del registro que el músico ya había desarrollado en Sea Change.

Otro de los premios más esperados, Mejor Canción del Año, para el ganador de la noche, Sam Smith por Stay with me.

Gran expectativa por el premio a Mejor Grabación del Año, y por cuarta vez Sam Smith subió a recibir el galardón por el single Stay with me.

El segmento In Memoriam, en el que desfilaron imágenes de figuras que nos dejaron durante 2014, destacó a nuestro querido Gustavo Cerati.

Carlos Vives fue el único presente de los músicos latinoamericanos ganadores. Consiguió destacarse en Mejor Álbum de Música Tropical por Más + Corazón profundo; «Mi inglés no es bueno, mi música es mucho mejor», dijo y luego agregó: «Para mi país, Colombia».

Por su parte, Calle 13 ganó el Grammy a Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo. La banda liderada por René Pérez Joglar, Ileana Cabra Joglar y Eduardo Cabra Martínez recibió el premio por su disco Multiviral. No es la primera vez que la banda portorriqueña conquista este premio. Ya lo había alcanzado en el 2008 con Residente o Visitante y en 2010 gracias al polifacético Los de atrás vienen conmigo.

Otro triunfador fue el mítico cantautor panameño de 66 años, Rubén Blades, que consiguió el Grammy 2015 a Mejor Álbum Pop Latino por Tangos. Vicente Fernández ganó el premio al Mejor Álbum de Música Regional Mexicana por Mano a mano – Tangos a la manera de Vicente Fernández.